Porcentaje en matematicas

Porcentaje en matematicas

Significado del porcentaje en matemáticas

Los porcentajes se utilizan ampliamente y en muchos ámbitos diferentes. Por ejemplo, los descuentos en las tiendas, los tipos de interés bancarios, las tasas de inflación y muchas estadísticas de los medios de comunicación se expresan en porcentajes. Los porcentajes son importantes para comprender los aspectos financieros de la vida cotidiana.
Los porcentajes son una forma útil de comparar fracciones con diferentes denominadores. Los porcentajes ofrecen información que suele ser más fácil de entender que las fracciones. Por ejemplo, una afirmación como “el 60% de la población tiene el pelo castaño” es bastante difícil de interpretar, mientras que la afirmación “el 60% de la población tiene el pelo castaño” es más fácil de entender ( ≈ 59%).
Los porcentajes se utilizan a menudo para comparar relaciones (fracciones) expresándolas como porcentajes. Por ejemplo, en dos exámenes un alumno obtiene 72 de 85 y 37 de 45. Expresando estos resultados como porcentajes se obtiene el 84,7% y el 82,2%, donde los porcentajes se dan correctos con un decimal. Por tanto, el primer resultado es mejor.
Dos panaderías llamadas Browie y Best Bake elaboran pan. En un día concreto, 27 de los 40 panes de la panadería Browie se habían horneado el día anterior. En la panadería Best Bake, 57 de los 90 panes se habían horneado el día anterior. ¿Qué panadería vendía el mayor porcentaje de panes horneados el día anterior?

Cálculo de porcentajes

Tu clase acaba de hacer su primer examen de matemáticas. Has acertado 13 de las 19 preguntas, es decir, \dfrac{13}{19}\f). Hablando con tus amigos Sandhu e Illija, que están en otras clases, te enteras de que ellos también hicieron sus pruebas de matemáticas; sin embargo, las suyas fueron diferentes. Sandhu obtuvo una puntuación de 16 sobre 23, es decir, \(\dfrac{16}{23}\), mientras que Illija obtuvo 11 sobre 16, es decir, \(\dfrac{11}{16}\). ¿Quién obtuvo la nota más alta? ¿Quién obtuvo la más baja? Las respuestas no se ven fácilmente, porque las fracciones son difíciles de comparar.
Expresa ahora tus calificaciones en porcentajes en lugar de fracciones. Tú has sacado un 68%, Sandhu un 70% e Illija un 69%. Observa que ahora puedes responder fácilmente a las preguntas. La ventaja de los porcentajes es que facilitan la comparación y la comprensión.
También puedes resolver esta fórmula para el número decimal. Para volver a convertir cualquier porcentaje en su forma decimal, tienes que realizar una operación matemática inversa. Como un porcentaje es el resultado de multiplicar por 100, el opuesto matemático se consigue dividiendo por 100. Por lo tanto, para volver a convertir el 81% a su forma decimal, se toma \ (81 \% \div 100=0,81\).

Definición de porcentaje

Un porcentaje es una fracción cuyo denominador (abajo) es 100. Así que si decimos 50%, queremos decir 50/100 = 1/2 (después de cancelar). Por tanto, 50% significa ½. Si queremos hallar el 10% de algo, ‘de’ sólo significa ‘veces’. Así que el 10% de 150 = 10/100 × 150 = 15.
El siguiente vídeo muestra cómo manejar algunas preguntas de examen relacionadas con el porcentaje, incluyendo: convertir decimales en fracciones, cómo calcular el porcentaje de un valor, calcular el cambio porcentual y calcular el interés compuesto.
Si en este ejemplo, el dinero se dejara en el banco durante otro año, las 530 libras esterlinas aumentarían un 6%. El interés, por tanto, será mayor que el del año anterior (el 6% de 530 £ es más que el 6% de 500 £). Cada año, si el dinero se deja en la cuenta bancaria, el importe de los intereses pagados aumentará cada año. Este fenómeno se conoce como interés compuesto.
La forma más sencilla de calcular el interés compuesto es multiplicar el dinero depositado en el banco por nm, donde n es (100 + porcentaje de aumento)/100 y m es el número de años que el dinero lleva en el banco, es decir

Cómo encontrar el porcentaje de algo

En matemáticas, un porcentaje (del latín per centum “por cien”) es un número o ratio expresado como una fracción de 100. A menudo se denota con el signo de porcentaje, “%”,[1][2] aunque también se utilizan las abreviaturas “pct.”, “pct” y a veces “pc”.[3] Un porcentaje es un número adimensional (número puro); no tiene unidad de medida.
Aunque muchos valores porcentuales se sitúan entre 0 y 100, no existe ninguna restricción matemática y los porcentajes pueden adoptar otros valores[4]. Por ejemplo, es habitual referirse al 111% o al -35%, especialmente en el caso de cambios y comparaciones porcentuales.
En la antigua Roma, mucho antes de que existiera el sistema decimal, los cálculos se hacían a menudo en fracciones en los múltiplos de 1/100. Por ejemplo, Augusto imponía un impuesto de 1/100 sobre los bienes vendidos en subasta, conocido como centesima rerum venalium. El cómputo con estas fracciones era equivalente al de los porcentajes.
A medida que las denominaciones del dinero crecían en la Edad Media, los cálculos con un denominador de 100 se hicieron cada vez más habituales, de manera que desde finales del siglo XV hasta principios del XVI, se hizo común que los textos de aritmética incluyeran tales cálculos. Muchos de estos textos aplicaban estos métodos a las pérdidas y ganancias, los tipos de interés y la regla de tres. En el siglo XVII, era habitual citar los tipos de interés en centésimas[5].

Acerca del autor

admin

admin

Ver todos los artículos