Descubre cómo remediar las piernas hinchadas en adultos mayores según Beeping

El edema o hinchazón a nivel de las piernas y pies es una condición de salud bastante frecuente en las personas de la tercera edad, a consecuencia de la acumulación de manera irregular de líquido en las zonas afectadas, además de problemas de funcionamiento en el sistema circulatorio.

Resulta conveniente prestar la debida atención a este tipo de sintomatología, ya que en ocasiones, puede constituirse como una alerta que deviene enfermedades graves.

¿Qué origina la hinchazón de las piernas y pies?

La edematización de las extremidades inferiores ocurre cuando el organismo acumula o retiene de manera anormal cierta cantidad de líquidos, lo cual origina hinchazón o agrandamiento de las zonas afectadas, además de producir dolor, sensación de ardor y enrojecimiento.

De igual manera, una pésima circulación sanguínea contribuye a generar edemas, debido a que la sangre no fluye correctamente al realizar el recorrido de entrada y salida por el sistema circulatorio.

Es importante destacar que existen diversos tipos de edemas, los cuales se originan en atención a diversos factores, tales como:

El edema linfático, el cual deviene de alteraciones funcionales en el sistema circulatorio del organismo, ocasionando inflamación en la zona de los tobillos y pies, dolores físicos y malestares, e incomodidades para la persona que los padece. Sus causas pueden ser de origen genético, a consecuencia de una intervención quirúrgica o por una infección.

El edema dinámico, el cual deviene de causas externas como trombos, golpes, el embarazo o una recuperación inadecuada durante el postparto.

¿Por qué resulta común la hinchazón de piernas y pies en adultos mayores?

La edad avanzada constituye el factor principal que origina piernas hinchadas en personas mayores, debido a que el sistema circulatorio comienza a presentar fallos funcionales y deterioros que le impiden trabajar de manera óptima, para permitir a la sangre y la linfa, fluir de manera adecuada por todo el organismo, originando la edematización a nivel de las piernas.

Leer más  Como enseñar a restar prestando

Otra de las causas que origina principalmente hinchazón en las piernas, en el caso de las mujeres, deriva de los cambios hormonales producto de la menopausia, ocasionando piernas enrojecidas, amoratadas e inflamadas.

En el caso de la hinchazón a nivel de los pies y tobillos, la insuficiencia venosa es una de las causas principales que originan este tipo de molestias, debido a que con el paso de los años se va perdiendo la flexibilidad y consistencia a nivel de las venas, convirtiéndolas de esta manera en poco aptas para llevar a cabo el proceso de distribución y transporte de la sangre por todo el organismo de forma eficiente.

Las enfermedades del sistema cardiovascular, y del sistema endocrino también pueden originar afectación de los pies y tobillos produciendo hinchazón y dolor. En otros casos la obesidad y la mala alimentación también pueden repercutir en la edematización anormal a nivel de los pies y tobillos, ya que el exceso de peso conlleva una mayor acumulación de grasa, lo cual se traduce en un aumento de carga, originando mayor presión en las extremidades inferiores.

La utilización de ciertos fármacos y medicamentos, como el caso de los antidepresivos, y los necesarios para tratar patologías crónicas de salud, a través de su ingesta pueden originar constante hinchazón e inflamación a nivel de los pies y tobillos, por el aumento de tamaño y grosor.

El estreñimiento constituye otro factor determinante en vistas de que, cuanta mayor acumulación de desechos y residuos en el organismo, sin la evacuación regular requerida, se presentará una mayor edematización de los pies y tobillos, además de dolor.

Si el anciano presenta este tipo de sintomatología, lo ideal consiste en acudir a un centro de salud especializado para ser evaluado y diagnosticado a la mayor brevedad posible y descartar enfermedades que puedan ser de gravedad.

Leer más  Angulos de un rombo

¿Por qué resulta conveniente atender con prontitud los síntomas que originan piernas y pies hinchados en adultos mayores?

Resulta conveniente atender con prontitud y urgencia los síntomas que originan edematización en las extremidades inferiores de los adultos mayores en vistas de que pueden ser la advertencia de una enfermedad subyacente de gravedad, además de constituir una patología bastante molesta e incómoda de sobrellevar por los ancianos, debido al dolor, el hormigueo, enrojecimiento e inflamación constante, aparte del cansancio permanente y la sensación de un malestar que no cede.

Este tipo de afección disminuye considerablemente la calidad de vida del anciano, al coartar su capacidad de movimiento y desplazamiento, originando limitaciones que, en ocasiones, los incapacitan para llevar un día a día con normalidad.

¿Qué recomendaciones se deben seguir para la atención de este tipo de síntomas en los adultos mayores?

Una de las mejores opciones a elegir para el apoyo y la asistencia en el hogar, es la contratación de los servicios de cuidadores a domicilio como los ofrecidos por la empresa Beeping, la cual dispone de profesionales cualificados y acreditados para el cuidado de adultos mayores, de manera oportuna y eficiente, con el fin de poder brindar al anciano la atención especializada requerida que le permita tratar y aliviar la condición de salud que presente.

Otro tipo de recomendaciones que se pueden seguir en el hogar para tratar este tipo de afecciones en los adultos mayores, son las siguientes:

  • La colocación de los pies en alto, durante algunos momentos en el día, con la finalidad de favorecer el proceso de circulación sanguínea a nivel de las extremidades inferiores.
  • Colocar un cojín o almohada a la altura de los pies al momento de dormir, lo cual permitirá despertar con las piernas y los pies desinflamados, debido al ángulo que se origina y que propicia un óptimo funcionamiento del sistema circulatorio.
  • Una alimentación equilibrada es fundamental, que esté libre de sal, embutidos y comida ‘chatarra’. Lo ideal consiste en la incorporación de frutas, verduras, así como la ingesta de 2 litros de agua al día, para favorecer el funcionamiento del sistema circulatorio y linfático.
  • Incluir alimentos diuréticos que facilitan la expulsión de líquidos, tales como: la piña, el melón, la sandía, el limón y cualquier té.
  • Una ducha fría también resulta indicada para favorecer el funcionamiento adecuado del sistema circulatorio, así como la colocación de los pies hinchados en hielo.
  • Realizar ejercicios específicos y masajes en las zonas afectadas, con la finalidad de favorecer un mayor flujo de circulación sanguínea y drenar el líquido acumulado.
  • Utilizar ropa y calzado cómodo, los cuales generen sensación de holgura, y no presión en las extremidades inferiores.
Leer más  Fracciones a numeros mixtos

Hoy en día, es posible brindar una mejor calidad de vida a los adultos mayores con este tipo de afecciones circulatorias, ya que existen empresas que ofrecen los servicios de cuidadores de ancianos a domicilio, como lo es Beeping, la cual constituye una opción bastante útil y eficaz para el apoyo y la asistencia de los familiares ancianos que lo necesiten. De igual manera, existen consejos y recomendaciones a seguir, para tratar y aliviar este tipo de síntomas molestos, y así ofrecer una mejor calidad de vida al anciano.

Acerca del autor

Rebeca Sánchez

Rebeca Sánchez

Ver todos los artículos