Ejercicios de igualacion

Ejercicios de igualacion

Feedback

Cuando piensa en la herramienta más importante del arsenal de un ingeniero de masterización, ¿qué le viene a la mente? ¿Un ecualizador? ¿Un compresor? ¿Una conversión, una monitorización o una acústica de sala de primera categoría? Todas ellas son muy importantes, pero sin un buen par de oídos detrás de ellas, no tienen prácticamente ningún valor.
Pero, en realidad, los oídos son sólo una parte de la historia. Convierten las vibraciones del sonido en el aire en señales neurológicas, pero es el cerebro el que oye de verdad. Por suerte, nuestros cerebros son excelentes para aprender y adaptarse, así que aquí tienes cinco consejos de entrenamiento del oído (y del cerebro) para ayudarte a escuchar como un ingeniero de masterización.
Una habilidad auditiva fundamental para un ingeniero de masterización, y que está estrechamente relacionada con la adaptación de niveles, es ser capaz de juzgar el equilibrio tonal. Más concretamente, la capacidad de identificar rápidamente qué frecuencias o rangos de frecuencias son deficientes o sobresalen demasiado le permitirá realizar movimientos de ecualización correctivos de forma más eficiente.
A grandes rasgos, el rango de la audición humana puede dividirse en diez octavas. Si nunca has hecho mucho entrenamiento auditivo basado en las frecuencias, éstas son un buen punto de partida. Estos 15 preajustes del ecualizador de Ozone te permitirán recorrer las octavas individuales, o si prefieres empezar con rangos de frecuencia más amplios, grupos de octavas dobles.

Técnicas de ecualización

En el curso de ecualización avanzada aprenderás técnicas avanzadas, como el mouthfill, y cómo entrenar mejor esas técnicas de la mano de un instructor certificado de ecualización avanzada de Apnea Academy. También aprenderás la fisiología detrás de la ecualización – las diferentes partes del cuerpo involucradas, cómo mejorar tu técnica de frenado, ejercicios en seco para el mouthfill, ejercicios para entrenar el mouthfill en la piscina y en el mar y más…
Antes de comenzar el curso, Apnea Academy exige a cada alumno que presente un certificado general de buena salud. Si el alumno presenta contraindicaciones para la actividad, deberá aportar, a petición del instructor, certificados médicos más detallados.

Herramienta de ecualización frenzel

Lo más importante para aprender la ecualización manos libres es creer que es posible. Desde que empecé a bucear en apnea en 2017 y a experimentar con la ecualización de manos libres, he conocido a muchos apneístas que al principio no eran capaces de ecualizar con manos libres, pero lo aprendieron con el tiempo. Quiero asegurarles que es posible aprenderlo.
Ya en 2017, cuando buscaba escuelas de apnea que estuvieran abiertas a aceptar a un alumno que aprendiera a ecualizar con manos libres, solo una escuela -Freedive Flow- tuvo la confianza de aceptarme. La mayoría de los otros instructores me dijeron que sólo enseñaban a los alumnos a hacer Frenzel, y que no creían que fuera posible aprender a ecualizar con las manos libres.
Empecé como un apneísta con problemas en junio de 2017 que solo podía hacer Valsalva de cabeza hasta 10m, mis dedos apenas llegaban a la placa inferior para obtener mi certificación AIDA 1. Recurrí al aprendizaje de la ecualización en manos libres porque me costó aprender la técnica Frenzel. Pero después de dos años de investigación, estudio y práctica, pude llevar mi ecualización de manos libres hasta mi mejor marca personal de 52m en septiembre de 2019.

Frenzel vs valsalva

El despeje de oídos o ecualización es cualquiera de las diversas maniobras para igualar la presión en el oído medio con la presión exterior, dejando que el aire entre a lo largo de las trompas de Eustaquio, ya que esto no siempre ocurre automáticamente cuando la presión en el oído medio es inferior a la presión exterior. Esta necesidad puede surgir en el buceo, la apnea/pesca, el paracaidismo, el descenso rápido en un avión, el descenso rápido en la jaula de una mina y el sometimiento a presión en un cajón o en una estructura similar que soporte la presión, o a veces incluso el simple hecho de viajar a velocidades rápidas en un automóvil[1][2][3][4].
Las personas que levantan pesas de forma intensa, como las sentadillas, pueden experimentar una pérdida de audición conductiva repentina debido a la acumulación de presión de aire dentro del oído. Se les aconseja realizar un método de limpieza del oído para aliviar la presión, o el dolor si lo hay[cita requerida].
La diferencia de presión entre el oído medio y el exterior, si no se libera, puede provocar la rotura del tímpano[11], lo que daña la audición,[12] y si esto ocurre bajo el agua, el agua fría del oído medio enfría el oído interno, lo que provoca vértigo[13] La diferencia de presión también puede provocar daños en otros espacios aéreos del cuerpo, como los senos paranasales[14].

Acerca del autor

admin

admin

Ver todos los artículos