Potencias de potencias

Potencias de potencias

Elevación de una potencia a otra calculadora de potencias

Regla de la potencia (potencias a potencias): (am)n = amn, esto dice que para elevar una potencia a una potencia hay que multiplicar los exponentes. Hay otras reglas que acompañan a la regla de las potencias, como la regla del producto a las potencias y la regla del cociente a las potencias.
Regla del exponente negativo: , dice que los exponentes negativos en el numerador se trasladan al denominador y se convierten en exponentes positivos. Los exponentes negativos en el denominador se trasladan al numerador y se convierten en exponentes positivos. Sólo se mueven los exponentes negativos.
Regla del cociente: , dice que para dividir dos exponentes con la misma base, se mantiene la base y se restan las potencias. Esto es similar a la reducción de fracciones; cuando restas las potencias pones la respuesta en el numerador o en el denominador dependiendo de dónde se encuentre la potencia mayor. Si la potencia mayor está en el denominador, pon la diferencia en el denominador y viceversa, esto ayudará a evitar exponentes negativos.
Ahora que hemos revisado las reglas para los exponentes, aquí están los pasos requeridos para simplificar expresiones exponenciales (nota que aplicamos las reglas en el mismo orden en que fueron escritas arriba):

Poderes de propiedad

(a) la responsabilidad de la preparación y mantenimiento de los registros y cuentas de la Sociedad y las cuestiones contables relacionadas con el fondo (incluido el cálculo del Valor Liquidativo por Acción) y los servicios de registro de Accionistas y de agencia de transferencias al Administrador, y; (b) la inversión, gestión y disposición de los activos de cada Cartera a la Gestora de Inversiones; con la facultad de subdelegar estas responsabilidades a las empresas o personas que determine en cada momento de acuerdo con los requisitos del Banco Central.
La aplicación del mercado interior de servicios postales continuó con la Directiva 2002/39/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 10 de junio de 2002, por la que se modifica la Directiva 97/67/CE con el fin de proseguir la apertura a la competencia de los servicios postales de la Comunidad (DO L 176, p. 21), el Reglamento (CE) nº 1882/2003 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de septiembre de 2003, por el que se adaptan a la Decisión 1999/468/CE del Consejo las disposiciones relativas a los comités que

Potencias de potencias de khan academy

A menudo tengo que generar una secuencia de potencias de dos, así que he creado esta sencilla utilidad que lo hace por mí. Te permite generar tantas potencias de dos como necesites, partiendo de cualquier valor. Funciona en el navegador y se alimenta de tecnología alienígena del futuro.
En este ejemplo, generamos una lista creciente de potencias de dos. Introducimos el valor inicial igual a 1, que corresponde a la potencia de dos número cero: 2n = 20 = 1. A continuación, calculamos las siguientes potencias de dos aumentando el valor de n en uno cada vez: 2n+1 = 21 = 2, 2n+2 = 22 = 4, …. Cuando la lista llega a veinte elementos, imprimimos las potencias de dos calculadas, utilizando un punto y coma como separador de elementos de la lista.
Este ejemplo genera una secuencia de 2n, donde n es decreciente. Comienza con el valor de 0,5. Es fácil ver que el exponente n para el valor inicial es -1 (porque 2-1 = 1/2 = 0,5). Luego disminuye la potencia a n = -2, y obtenemos 2-2 = 1/4 = 0,25, luego a n = -3, y obtenemos 2-3 = 1/8 = 0,125, y así sucesivamente.

Ejemplos de potencias de una potencia

Gráficas de y = bx para varias bases b: base 10, base e, base 2, base 1/2. Cada curva pasa por el punto (0, 1) porque cualquier número distinto de cero elevado a la potencia de 0 es 1. En x = 1, el valor de y es igual a la base porque cualquier número elevado a la potencia de 1 es el propio número.
La exponenciación es una operación matemática, escrita como bn, que implica dos números, la base b y el exponente o potencia n, y se pronuncia como “b elevado a la potencia de n”.[1][2] Cuando n es un número entero positivo, la exponenciación corresponde a la multiplicación repetida de la base: es decir, bn es el producto de multiplicar n bases:[2]
El exponente suele aparecer como un superíndice a la derecha de la base. En ese caso, bn se llama “b elevado a la enésima potencia”, “b elevado a la potencia de n”,[1] “la enésima potencia de b”, “b a la enésima potencia”,[3] o más brevemente como “b a la enésima”.
Se tiene b1 = b, y, para cualesquiera enteros positivos m y n, se tiene bn ⋅ bm = bn+m. Para extender esta propiedad a exponentes enteros no positivos, se define b0 como 1, y b-n (con n un entero positivo y b no cero) como 1/bn. En particular, b-1 es igual a 1/b, el recíproco de b.

Acerca del autor

admin

admin

Ver todos los artículos